Contactar f Registre

Los Orígnes de la Cosmética

LOS ORIGENES DE LA COSMETICA

LOS ORIGENES DE LA COSMÉTICA 

Durante e l Paleolítico los hombres usaban grasa de los animales que cazaban, arcillas y jugos de algunas semillas y planas para embadurnar su cuerpo y resguardarse del sol por el día y del frio por la noche.
En las pinturas rupestres se aprecian cazadores pintados y con el pelo untado con ciertos tipos de arcilla.

Egipto cumplió un papel importante en la historia de los cosméticos; los egipcios eran muy vanidosos y se enorgullecían  de su aspecto, por tanto los cuidados personales formaban parte importante d sus costumbres.
Para sorpresa de arqueólogos y científicos los resto de maquillaje para los ojos encontrados en las pirámides muestran que eran elaborados con sustancias ásperas como el sulfuro de plomo o el carbón vegetal.
Las pinturas faciales de color marrón rojizo eran arcillas específicas con alto contenido en hierro para darles ese color, y usaban remedios antiarrugas hechos con bilis de buey y huevos de avestruz.
En cuanto al aseo personal, usaban en el baño resinas olorosas, raíz de lirio, diversas maderas mezcladas con hierbas y aplicaban aceites aromáticos para suavizar la piel.
Sin embargo, fueron los ROMANOS quienes establecieron muchos de nuestro hábitos de belleza actuales.
El mejor legado es el aseo diario en los baños comunales, perfumados con agua de rosas.
Al extenderse el impero Romano Por Europa. también introdujeron el hábito del afeitado regular para el hombre, con navajas de bronce afiladas.
La nobleza adinerada continuó con los baños de leche de burra, por lo que Popea, esposa de Nerón, viajaba con su propio rebaño para tener siempre a mano la materia prima de su ritual.
Las mujeres pudientes popularizaron el uso de cosméticos naturales en Bretaña; se perfilaban los ojos con kohl, se pintaban las mejillas con una pasta roja hecha de caparazones de insectos, y se aplicaban aceites aromáticos en el pelo.
Afortunadamente, hoy en día, disponemos de una gran variedad de adelantos tecnlógicos para cuidar la piel de nuestro cuerpo de un modo más adecuado.
Los cosméticos han sido formulados para satisfacer las necesidades actuales de cada tipo de piel, combinando activos tradicionales y de última generación, altamente eficaces para ser utilizados tanto por los profesionales de la estética como en el cuidado diario de nuestra persona.